Categories

Durante la exposición

  • El bronceado es un proceso que resulta más efectivo si lo haces por etapas. Disfruta del sol durante periodos cortos.
  • No te expongas a los rayos del sol durante muchas horas, el primer día de tus vacaciones; comienza con 10 minutos y ve aumentando el tiempo paulatinamente sin sobrepasar dos horas continuas de exposición.
  • Debes reaplicar el protector solar cada dos horas o luego de una sudoración intensa, nadar, bañarte o secarte con una toalla. Es necesaria la reaplicación del producto para mantener su efectividad.
  • No podemos olvidarnos de los labios: su fina piel apenas tiene protección propia. Es importante mantenerlos siempre protegidos.
  • La exposición al sol durante el embarazo puede ocasionar la aparición de manchas solares llamadas “cloasma”.
Compartir